Astrónomos confirman que el universo está muriendo lentamente


0
Doscientos mil galaxias analizadas producen menos energía que antes. Y no deja de disminuir. Foto:Internet
Doscientos mil galaxias analizadas producen menos energía que antes. Y no deja de disminuir. Foto:Internet

El Universo se está muriendo lentamente, según un equipo que comprende más de un centenar de científicos de 30 universidades de Australia, Europa y Estados Unidos confirmó en el marco del proyecto GAMA (Galaxy And Mass Assembly) que, muy lentamente, el Universo está muriendo concluyendo que la energía producida actualmente por 200.000 galaxias es dos veces menor que hace dos mil millones de años.

Los investigadores efectuaron las mediciones más precisas de energía jamás realizadas hasta ahora en una amplia zona del espacio.

La energía producida se dividió por dos en los últimos dos mil millones de años y no deja de disminuir, concluyeron.

«A partir de ahora, el Universo está abocado al declive», explicó Simon Driver, miembro del Centro Internacional de Investigaciones Radioastronómicas (ICRAR) de Australia, que participó en el proyecto.

«El Universo se estiró en el sofá, se cubrió con una manta y se apresta a un sueño eterno», describió.

Los científicos utilizaron siete de los telescopios más potentes del mundo para observar durante ocho años galaxias en 21 longitudes de onda diferentes, como las infrarrojas o las ultravioletas, en el marco del estudio Gama.

Foto:Internet
Foto:Internet

Buena parte de la energía que circula en el Universo fue generada después del Big Bang, aunque también hay una liberación constante de energía nueva gracias a la fusión termonuclear de las estrellas.

«Esta energía nueva es o bien absorbida por polvo o bien viaja por el espacio hasta que choca con algo como una estrella, un planeta…», afirmó Driver.

Los investigadores saben desde hace tiempo que el ritmo de creación de estrellas en el Universo está en declive. Pero este estudio demuestra que la producción de energía disminuye de forma similar en las diferentes longitudes de onda, subraya Andrew Hopkins, del Observatorio Astronómico Australiano. Esperan que los datos recogidos permitan además mejorar la comprensión del proceso de formación de galaxias.

En la investigación el GAMA utilizó varios de los telescopios más potentes del mundo, como el Observatorio Cerro Paranal, un centro de investigación astrofísica en Chile. Asimismo fueron utilizados GALEX y WISE (telescopios espaciales que operan desde la órbita) y el telescopio Herschel.


Like it? Share with your friends!

0
Andrea

Editora en jefe de Voxapiens.com. Soy una amante de los animales y me gusta estar 100% informada de todo. Gracias por la visita :)

0 Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close