Ser bondadosos es un beneficio para la ansiedad, según estudios científicos

Ser bondadosos es un beneficio para la ansiedad, según estudios científicos

Las personas que luchan con la ansiedad social no son tan exitosos en la escuela o el trabajo como sus compañeros sin ansiedad social, y también (como es lógico) tienden a tener menos amigos. Según un estudio científico, hay algo que puede reducir la ansiedad social: pequeños actos de bondad.

La ansiedad se define como un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, una intensa excitación y una extrema inseguridad.

El detonante para un caso de ansiedad podría ir desde un evento al que asiste, caminar por un lugar lleno de gente o tener una reunión con a solas con su jefe. La ansiedad puede, incluso, hacer que quien la presente, evite el contacto social por completo. El temor de ofender alguien o avergonzarse a sí mismo puede ser paralizante.

De acuerdo con investigaciones recientes realizadas por los psicólogos sociales de la Universidad de British Columbia y la Universidad Simon Fraser, hacer buenas obras puede ayudar a las personas con ansiedad social sienten más en paz.

Aquí está el resumen de los hallazgos: Jennifer L. Trew y Lynn E. Alden probaron 115 estudiantes de pregrado. Los sujetos fueron divididos en tres grupos:

Al primer grupo se les pidió buscar maneras de ser amable con los demás. Al otro se le pidió que enfrentara su ansiedad social haciendo exactamente lo que los pone nerviosos, por ejemplo entablar una conversación con un desconocido). El tercer grupo era un grupo de control a los que simplemente se les pidió llevar un registro diario de su vida durante un mes.

Todos los sujetos fueron probados antes y después del experimento; la prueba mide sus niveles de ansiedad social y sus “metas de evasión” (las cosas que evitan durante una situación que les produce ansiedad). En comparación con el grupo de control y los de confrontación, el grupo bondadoso reportó notas más bajas de ansiedad social y de evitación al final del experimento.

Tu bondad afecta a tu entorno donde sea que te encuentres.Créditos: colecrane.

Un acto de bondad podría permitir disminuir los niveles de ansiedad. Créditos:colecrane.

Si lo analizamos, tiene sentido. En primer lugar, está el hecho de que al ser más amable con la gente se puede obtener mejores respuestas de ellos, lo cual puede hacer que uno se sienta más aceptado. Sin embargo, hay una razón menos obvia que indica que la ansiedad es una condición muy concentrada hacia el interior de quien la padece. Los actos de bondad ayudan a enfocar su atención hacia el exterior, rompiendo el ciclo de la ansiedad, aunque sólo sea por unos minutos.

“Los actos de bondad pueden ayudar a contrarrestar las expectativas sociales negativas mediante la promoción de las percepciones y expectativas de entorno social de una persona más positiva”, explicó Trew, según Psych Central. “Ayuda a reducir sus niveles de ansiedad social y, a su vez, los hace menos propensos a querer evitar situaciones sociales.”

Y además se perciben resultados en muy poco tiempo: En el experimento, el grupo bondadoso hace pequeñas cosas que duraron poco de tiempo de su día: lavar los platos de un compañero de habitación, ayudar en alguna tarea a un vecino, o donar a la caridad. “Una intervención con esta técnica puede funcionar especialmente bien desde el principio, mientras que los participantes anticipan reacciones positivas de los demás, en respuesta a su amabilidad,” según explicó Alden en Psych Central.

Ser amable y bondadoso tiene una gran cantidad de beneficios y si al hacer feliz a alguien al mismo tiempo reduce tu propia ansiedad social, es un factor positivo que debemos tener en cuenta.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0