Nacer en verano podría traer algunos beneficios para la salud

Nacer en verano podría traer algunos beneficios para la salud

Parece que la temporada de su nacimiento está asociada con su peso al nacer, la altura, su estado de salud y en el caso femenino, la edad en que alcance la pubertad. Esta fue la conclusión a la que llegó un grupo de científicos del Reino Unido. Y en verdad, es fascinante.

Investigadores de la Universidad de Cambridge descubrieron que el verano y el invierno son, de hecho, opuestos exactos. Las personas nacidas en los meses de verano en el hemisferio norte (junio, julio y agosto) tenían un peso medio superior al nacer, tienden a convertirse en adultos más altos y las mujeres, menos propensas a empezar la pubertad precoz. La pubertad precoz se ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer de mama en una etapa posterior de la vida. Por otro lado, los bebés nacidos en invierno tuvieron estos aspectos exactamente de manera inversa. Extraño, ¿no?

El estudio propone una gran variedad de posibles razones para esto, principalmente la exposición material a la luz solar. Al parecer, la vitamina D hace una gran diferencia. Los científicos creen que tiene algo que ver con que las mujeres embarazadas están expuestas a más sol y dan a sus bebés por nacer un impulso de vitamina D. Como sabemos, está establecido que una deficiencia de vitamina D afecta el crecimiento y el desarrollo.

El estudio contó con más de 400.000 participantes de diversas partes del Reino Unido, repartidos en un período de cuatro años, tras analizar los resultados del proyecto de investigación UK Biobank -un repositorio de datos sobre la altura, el peso, la función cognitiva y otras variables-.

Aunque los resultados son definitivamente intrigantes (y los investigadores sin duda tendrá una ventaja sobre la correlación entre el mes de nacimiento y un número de diferentes rasgos humanos), esto sigue siendo sólo el comienzo del estudio.

El investigador principal, el Dr. John Perry, científico senior de la unidad de epidemiología del Consejo de Investigación Médica de Inglaterra,  y autor principal del estudio declaró: “Cuándo fuiste concebido y naciste se produce en gran medida ‘al azar’ – no es afectado por la clase social, las edades de sus padres o su salud – por lo que buscar patrones del mes de nacimiento en un estudio da un gran alcance para identificar las influencias del entorno antes de nacer“.

El científico señaló que los datos obtenidos después de una serie de estudios adicionales podrían ser utilizados para mejorar la salud de los humanos en el futuro.

El estudio fue publicado en la revista Heliyon.

Si te gustó, compártelo con tus amigos.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0